Como una Canción es Hecha para Dios

Cómo una canción es hecha para Dios. Este es un tema que me atrae mucho, ya que soy compositora cristiana, y a veces encuentro versículos como Salmos 95: 2, o Salmos 119: 54 o Salmos 28: 7, que nos guían a saber el propósito que Dios tiene para una simple canción de tres o cuatro minutos y también nos pone a pensar lo que puede hacer esa canción en la vida de alguien.

 El otro día leí, en un plan de lectura de la Biblia, un devocional que se llama: “El corazón de un adorador”, y decía: “¿cuándo fue la última vez que realmente se centró en las palabras de la canción –no la melodía, no la música, pero solo el texto?”.  Eso me puso a pensar en que la gente ahora canta solo porque les gustó la melodía, pero, ¿cuántos de ellos se ponen a pensar (de verdad) qué eso que Dios trata de mostrar en esa canción? En una simple rima, cantada, puede venir el plan de salvación que Dios tiene para nuestra vida, o algún arrepentimiento de que alguna cosa, o puede ser la forma de que haya un avivamiento. Mucha gente puede ser que pase por alto eso y por ni siquiera saber qué dice una canción, quedarse callado. Esto me recuerda a ciertas veces en que uno trató de hablarle de Cristo a alguien y no sabía ningún versículo para esa ocasión. Eso fue porque al igual que una canción, la Biblia tiene un significado y por lo tanto, debe ser memorizada. No estoy diciendo que cada vez que hable sobre algo y te acuerdes de que en alguna canción decía algo sobre ese tema, te vas a poner a cantar como en las películas de Disney, sino que te pueda ayudar a dar un ejemplo o algo parecido. Una canción puede causar mucho impacto en alguien y llevarlo al arrepentimiento, por lo tanto, al igual que testificar uno no debe avergonzarse de Dios.

 El otro día me dijeron que hay una compositora muy famosa, que se levanta y compone canciones y tiene mucho dinero y que yo podía ser así, pero yo les dije que yo no quería eso, y que mis canciones no eran solo palabras en un papel, sino que eran lo que Dios transmite a través de mí. Esto me hizo ver con más claridad lo que hacen los artistas del mundo de hoy. Ellos solo cantan lo que les dicen para ganar dinero, ni siquiera le ponen atención a una de las palabras que el público va a escuchar, y si lo hacen, no les importa quién los escuche. Una canción, yo creo, que debería hacerse con una motivación eterna. Y una de ellas, es alabar a Dios como en el Salmo 119: 175.

 Dios nos da dones como también responsabilidades, en este caso, el don es cantar, o componer, o tocar un instrumento, o todas las anteriores, y nuestra responsabilidad sería hablar de Dios a la gente.

 Hay otra cosa que salía en el plan de lectura, y decía: “adoremos, no porque se nos ordene, sino porque el espíritu que vive dentro de nosotros nos obliga a adorar”. La palabra “obliga” suena un poco ruda, pero es la verdad. Dios quiere que nosotros, su creación, lo alabemos. ¿¡Y cómo no hacerlo!? Dios nos da todo lo que necesitamos y él quiere ser adorado porque él es Dios, y no lo pueden negar. Dios nos puso en la Tierra para alabarlo, un ejemplo de ello era David. Los Salmos son canciones u oraciones que David le hace a Dios. Dios quiere que lo alabemos y una forma muy bonita de hacerlo es cantando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s